Querida Agonía

(3 valoraciones de clientes)

13.50

Hace unos años, Agonía vino a visitarme por primera vez. Desde entonces, creo que somos algo así como amigas. No siempre está conmigo, pero a veces viene a verme. Tarde o temprano se va, es cierto, pero por desgracia nunca es para siempre.

 

Querida Agonía no es más que un diario de lágrimas y penas que tiene como objetivo recordarnos que está bien no estar bien. Porque cuando estás riendo y al segundo se te rompe algo por dentro, Agonía aparece. Cuando te sientes tan cansado que no quieres intentarlo más, Agonía se lame los labios. Cuando un ser querido te rompe el corazón en trocitos, Agonía te abraza. Cuando estás solo en tu habitación, en mitad de la noche, tratando de entender qué está mal y nadie te da una respuesta, Agonía se tumba a tu lado y te consuela de la única forma que sabe.

Categoría:

Descripción

Autor:  Lilly R. Ward

Año: 2021

Editorial: Postdata Ediciones

Sinopsis:

Hace unos años, Agonía vino a visitarme por primera vez. Desde entonces, creo que somos algo así como amigas. No siempre está conmigo, pero a veces viene a verme. Tarde o temprano se va, es cierto, pero por desgracia nunca es para siempre.

 

Querida Agonía no es más que un diario de lágrimas y penas que tiene como objetivo recordarnos que está bien no estar bien. Porque cuando estás riendo y al segundo se te rompe algo por dentro, Agonía aparece. Cuando te sientes tan cansado que no quieres intentarlo más, Agonía se lame los labios. Cuando un ser querido te rompe el corazón en trocitos, Agonía te abraza. Cuando estás solo en tu habitación, en mitad de la noche, tratando de entender qué está mal y nadie te da una respuesta, Agonía se tumba a tu lado y te consuela de la única forma que sabe.

3 valoraciones en Querida Agonía

  1. Santi

    Maravilloso

  2. Bemele32

    ¿Aún recuerdas cómo era? Como era sentirse atrapada, incompleta. Palpar el dolor, la culpa… Escuchar el silencio. Ahogarte. ¿Aún recuerdas como eran los monstruos que te observaban desde las sombras? La sensación de vértigo en las entrañas y ese miedo a la oscuridad… ¿A qué sabía el odio? ¿Qué gusto tenía la soledad? Y es que… ¿Solo se pueden hacer realidad los sueños o también existe un lugar para nuestras propias pesadillas?

    “Querida Agonía” es el primer libro de Lilly R. Ward, para mí más conocida como la chica del blog de “mioasisdepalabras”. Y admito, que me emocionó tanto ver que iba a publicar su propio libro que ni siquiera presté a atención a su sinopsis… Simplemente lo compré porque estaba convencidísima de que fuera lo que fuera que hubiera escrito ella, iba a ser algo especial… Y no me equivocaba.

    Lilly R. Ward recopila sus propios miedos, sus anhelos… Y llena cada página de auténtica nostalgia. Nos habla de cómo fue estar atrapada en sí misma y como fue sentirse vulnerable y rota… Y creerme, no es un libro fácil porque hay tantos sentimientos escondidos en su interior que es imposible salir ileso de aquí.

    Treinta y cinco poemas de verso libre componen esta especie de diario y he de admitir que ha sido inevitable no ponerme bajo su propia piel. Reencontrarme entre sus letras, para luego volver a perderme. Perderme para luego volver a encontrarme. Y de alguna manera, ha conseguido que me sienta comprendida, que me sienta menos sola. Porque, aunque al final sean situaciones diferentes, creo que a todos nos toca enfrentarnos con nuestra propia oscuridad en algún momento de nuestra vida.

    Y bueno, decir que Lilly R. Ward ha sido valiente, quizás sea quedarme corta, pero lo cierto es que pocas personas se atreven a enseñar la peor versión de sí mismas… Mostrar su lado más íntimo. Y ella lo ha hecho. Ha gritado al mundo que a veces está bien no estar bien. Y encima, ha tenido el coraje de hablarle directamente a la cara a su peor enemiga, Agonía. De escribirle un libro. Y solo puedo deciros que estoy muy orgullosa de ella.

    Si que es cierto que al final, cada uno puede interpretar las palabras de la autora de una u otra forma porque, aunque no es difícil leer entre líneas, creo que saber la auténtica realidad que esconde cada verso, podría quitarle la magia a los secretos de Lilly R. Ward.

    Y no se si escribir le habrá salvado la vida, pero, estoy segura de que gracias a las palabras ha podido poner un poco de orden al caos en el que se encontraba. Y por eso creo que este libro duele tanto. Por eso estos versos consiguen traspasar la piel… Porque ha sido capaz de dar voz a todos sus sentimientos y a todas sus emociones.

    Saber transformar el dolor en algo bonito no es fácil, pero, sin duda, Lilly R. Ward lo ha conseguido. “Querida Agonía” es la fragilidad de una persona. Es la sensibilidad de una autora. Es la lucha constante contra uno mismo. Es ese lugar al que vamos cuando todo se vuelve hueco, oscuro, triste… Es esa amiga que nos abraza y nos dice que todo va ir bien.

  3. @nazaretbenfert

    Del sufrimiento más intenso… a los versos más profundos. Hay personas que logran convertir su dolor en arte otorgándole una belleza excepcional. Lilly R. Ward es una de ellas.

    En ‘Querida Agonía’ la autora nos abre las puertas de la particular prisión de su mente. Angustia. Desconsuelo. Amargura. Desaliento. Un cóctel de sentimientos que nos salpica en cada una de sus páginas. No hay forma de esquivarlo. Las distintas reflexiones que conforman esta obra nos empujan a ese abismo de delirios que una vez fue solo dolor… pero ahora también es magia.

    Porque sí. Este libro es pura magia.

    Un «diario de lágrimas y penas». Así lo llama Lilly R. Ward. Su sencillez me hace sonreír. ¿Discrepo? No… pero considero que esa definición no termina de ajustarse a todo lo que se esconde bajo esa llamativa portada. ‘Querida Agonía’ es más que el resultado de un conjunto de pensamientos anotados sobre el papel.

    Es la parte palpable de las heridas invisibles de su autora. Esas que duelen por dentro, que rasgan el alma.

    Es la costura, bordada en tinta, de aquellas cicatrices internas surgidas de la aflicción y la tristeza.

    Son monstruos. Ruidos silenciosos. Pájaros valientes. Tentaciones. Autodestrucción.

    Es el resultado tangible de cómo se está… cuando no se está bien.

    Hay un ‘pero’. Sé que no estoy sola cuando afirmo que es imposible conectar al mismo nivel con todas las obras que encierra un libro de estas características. Pese a que los poemas me han resultado desgarradores, me he sentido más una espectadora que una persona realmente identificada con lo que se plasma en ellos. Me ha faltado ese punto de conexión para que el conjunto resonara por completo en mí. Supongo que la oscuridad de cada persona es diferente, ¿no?

    Sin intención de frivolizar el sufrimiento que encierra cada verso, no puedo obviar la parte más estética del libro. Siento fascinación por aquellas voces que consiguen entretejer sus frases mediante metáforas, analogías… con una habilidad sorprendente. Ese lirismo tan íntimo con el que está redactada cada composición es brillante: prosa poética cuidada hasta el extremo. ‘Querida Agonía’ es profundamente alegórica.

    Sin duda, recomendada.

Añadir una valoración

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.